Llega el nuevo Procrear, con subsidio y cuotas atadas a la inflación

La administración de Mauricio Macri reformulará el sistema de créditos hipotecarios subsidiados y lo acotará a familias de clase media baja

 El plan de créditos hipotecarios se acotará a las familias que ganen entre dos y cuatro sueldos mínimos. El Gobierno subsidiará una parte del capital y el resto del préstamo ajustará por el sistema UVI. La cuota sería equivalente a un alquiler.

 El nuevo Procrear está a punto de ver la luz. La administración de Mauricio Macri reformulará el sistema de créditos hipotecarios subsidiados y lo acotará a familias de clase media baja. Los nuevos préstamos tendrán un subsidio de capital de hasta $ 300.000 y no de tasa de interés, que será baja. El resto del capital ajustará por la inflación con el sistema UVI que ideó el Banco Central.

Según publicó el diario Clarín, el gobierno presentará los nuevos créditos el 5 de julio próximo. La inscripción estaría disponible a partir del 10 de julio y la primera selección de familias beneficiadas será en septiembre. El plan se llamará Procrear ABC, siglas de Ahorro, Boinificación y Crédito.

El sistema dejará de lado los sorteos de Lotería Nacional y lo reemplazará por un sistema de puntajes. Los funcionarios evaluarán las condiciones de cada familia y armarán una suerte de ranking de vulnerabilidad para decidir el otorgamiento de los créditos.

Como anticipó TN.com.ar, el plan se acotará a la clase media bajas y tendrá un de ingresos de cuatro salarios mínimos por familia. Así, hoy no podrán acceder aquellas familias con ingresos superiores a los $ 27.240.

Los ingresos mínimos también estarán atados al Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM). Aquellas familias que ganen menos de dos SMVM ($ 13.620 mensuales) quedarán excluidas. Para ellas, el Gobierno buscará impulsar el Plan Federal de Vivienda.

La intención oficial es que la cuota del crédito sea similar a la de un alquiler. Según la Dirección de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, una pareja con dos hijos necesitó $ 19.221,70 en mayo para cubrir una canasta de consumos medios en la Capital. De esa suma, debió destinar $ 3617,39 al alquiler.

Sistema UVI

Las familias accederán a un subsidio de capital de hasta $ 300.000 para comprar o construir viviendas de hasta 1 millón de pesos. Pero con los precios de la casas, ese tope podría ampliarse hasta $ 1,5 millones, indicaron a TN.com.ar fuentes del mercado al tanto de las alternativas en estudio.

El sistema UVI agregará algo de riesgo a los créditos. Las “Unidades de Vivienda” atan el valor del metro cuadrado a la inflación. Por lo tanto, el capital no subsidiado ajustará con la evolución de los precios.

Leé también: ¿UVI o Banco Nación? Las claves para elegir entre los créditos hipotecarios que prepara el Gobierno.

Es una diferencia clave con el Procrear actual, que subsidia tasa y combina tasa fija con tasa variable con tope. En el esquema actual, la cuota es más o menos estable en el tiempo y se licúa con la inflación y las paritarias. La tasa subsidiada significa una pérdida para la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), que financia el plan.

El organismo que dirige Emilio Basavilbaso seguirá financiando el Procrear, pero el Banco Hipotecario ya no estará sólo para gestionar y entregar los créditos. El Gobierno abrirá el juego al resto de los bancos.

¿Compra o construcción?

En junio de 2012, la entonces presidenta Cristina Kirchner presentó el plan Procrear como una forma de acceso a la vivienda propia con un fuerte estímulo a la construcción. Los créditos podían destinarse a erigir la casa en un terreno propio o a comprar viviendas en barrios que iban a construirse en terrenos fiscales.

El nuevo Procrear ABC mantendrá la línea de construcción y refacción, pero le dará más impulso a la compra de viviendas, según fuentes del sector.

En el Gobierno buscan la manera de circunscribir los créditos a las familias más vulnerables, pero no sólo por su nivel de ingreso. Argumentan que el viejo Procrear permitía construir en un terreno de un country. Para evitar esas situaciones, se manejan distintas alternativas.

Una de ellas es ponerle un precio máximo de mercado al terreno, en le caso de la línea de construcción. Una familia con una parcela de más de $ 400.000 de valor podría quedar excluida del crédito.

En el caso de la compra de vivienda, al valor de mercado se le agregaría un tope en la cantidad de metros cuadrados.

Fuente: INFORMECONSTRUCCION.COM

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>